Cuarentena y aislamiento. Palabras que en las últimas semanas hemos incorporado a nuestro día a día. Una realidad que nos cuesta concebir. Muchos sienten que vivimos en una película de ciencia ficción, luchando contra el enemigo letal pero invisible. Otros resignan sus horas al momento inmediato aguardando novedades. Lo cierto es que a pesar de todo, como raza, como comunidad, como humanidad la esperanza siempre nos lleva a avanzar y mantenernos unidos en medio de cualquier situación.

En este esquema, varios emprendedores mendocinos se han lanzado a la tarea de infundar belleza a los nuevos patrones vestimentarios de seguridad. Específicamente, el «tapa-bocas» se ha convertido en la pieza que ha captado el 100% de nuestra atención desde que las autoridades establecieran su uso obligatorio para cuidarnos.

Por eso, siempre con la mirada puesta en la esperanza, el espíritu alegre, la belleza, el color y en el constante ejercicio de repensar en positivo todo lo que nos rodea es que varias firmas mendocinas se destacan en el diseño de tapa-bocas repletos de color, texturas y estilo para que asumamos esta pieza tan importante como parte de nuestro vestir cotidiano.

Tapa Cool, la firma creada por la emprendedora mendocina Flavia Morabito, cuya trayectoria en materia empresarial la ha llevado a recorrer un amplio camino de experiencia en materia de negocios, se dispuso a darle un giro a «la nueva normalidad» que vivimos y crear una marca que combine la pasión por el diseño, la conciencia y resposabilidad social y la utilidad en un mismo producto. «Barbijos sociales lavables con onda» reza el mismísimo perfil de la marca. Sus diseños son exclusivos y apuestan a darle color y estampados a una pieza primordialmente funcional. El objetivo es sin duda impulsar a que todos empleemos este accesorio de cuidado de la salud en nuestro día a día, como una pieza más de nuestro conjunto y no como un implemento de salud solamente.

TAPA COOL

TAPA COOL

TAPA COOL

TAPA COOL

Por su parte, la ya reconocida firma mendocina Caravana sigue su espíritu de inspiración asiática y crea los míticos «Masuku«, o lo que se conoce como «mascarillas para vestir». Abordando texturas como los paillettes, estampados florales o incluso los prints abstractos con tipografías japonesas. Las opciones son muchas. La particularidad de los «Masukus» de Caravana es que pueden ser usados en la dirección que uno más prefiera verticalmente (con su lazo elastico hacia arriba o hacia abajo, lo que resulte más cómodo) y además, son reversibles, lo que implica dos piezas en una.

Sin duda, la creatividad y el diseño salen una vez más a nuestro rescate, a darnos ánimo, esperanza, color, de ayudar a asimilar cambios sociales que tal vez de otra manera sería difícil de digerir. El diseño, una vez más, responde y reacciona a los cambios que como humanidad vivimos, sobre todo, para hacernos las cosas más fáciles.

 

 

Visita en Instagram:

Tapa.Cool

Caravanaok