Por José Villegas y Germán Biscardi | Las redes sociales son un punto de encuentro. Al menos así nos gusta verlo. Tal vez lo que antes se apreciaba a través de books de fotos, recomendaciones y muestras artísticas, hoy se resume en posts, stories y hashtags. Así es como conocimos el trabajo de dos fotógrafos mendocinos que poseen un estilo único y exquisito a partir de su destreza con la lente. Hablamos de Luciana Bianchi y a Erik Velez.

Ambos millenials, talentosos, con una mirada que sabe extraer lo mejor de cada toma y una humildad incomparable, se encuentran dentro del acotado círculo de los mejores exponentes de la escena local en cuanto a jóvenes promesas de la fotografía. Y es que fotografías sacan muchos, pero arte, sensaciones y belleza a través de la imagen lo crean solamente unos pocos.

Lu Bianchi es fotógrafa y Diseñadora Gráfica. Ambas disciplinas la han nutrido de un exquisito sentido del color y la luz, elementos infaltables en sus creaciones. Estando detrás de la lente, esta talentosa millenial ha sabido retratar incontables firmas –locales y nacionales- y en sus redes, especialmente en Instagram, se puede apreciar tan solo un poco de todo el caudal de color y creatividad que despliega en cada toma, apostando por un espíritu fresco, renovado y colmado de aventura.

Por su parte, Erik Velez es fotógrafo y su propuesta se enfoca en el retrato, en la magia del momento, en la esencia personal que busca capturar con cada disparo de su cámara. Lo suyo son las sensaciones, las miradas, las expresiones, contar una gran historia con solo una toma. A través de una fusión visual poderosa, Erik da con esa chispa de vanguardia en medio de una estética casi vintage, de colores tenuemente saturados pero que para nada hacen pensar en el pasado.

Formando un equipo único, de la mano de las creaciones de Caravana y con el talento de los modelos José Villegas y Luciano Valdevenitez, los fotógrafos se animaron a desplegar su instinto creador y dar vida a una producción que representa el largo camino recorrido a nivel estético, cultural, de pensamiento, tanto en nuestras vidas en general como en la moda en particular. Basta recordar aquellas décadas donde los géneros delimitados imponían un reinado femenino en las pasarelas, o la explosión de color y experimentación de las décadas del 70 y 80, o también los míticos años 90 donde nos animamos poco a poco a experimentar con nuevas tipologías vestimentarias, y llegando al día de hoy, donde la moda no sigue reglas, geografías ni temporadas,  ni ningún otro tipo de limitación. Somos libres de expresarnos, de sentir, de crear. De esto se trata esta producción. Un hombre liberado, joven, que se expresa y busca ser protagonista del cambio, del futuro, que crea el mundo que está por venir.

La visión de Lu

La espléndida mirada de Luciana Bianchi pone énfasis en la vibración de los colores, en el particular brillo personal que nada puede reemplazar, en la energía urbana que emana de cada look. En sus tomas, la expresividad cobra protagonismo.

La visión de Erik

Un viaje único en el tiempo. Con una mirada puesta en la vanguardia, sus tomas generan un particular tensión temporal. Pasado y futuro unidos. Creatividad a flor de piel.

Las camisas-kimono son parte de la colección cápsula de la firma mendocina Caravana, la idea, producción general, y estilismo estuvieron a cargo de nuestro director creativo Germán Biscardi y la co-producción a cargo de José Villegas.