Por Germán Biscardi | Los viajeros somos personas curiosas, cautivadas por la belleza que brota de cada rincón del planeta. Al fin y al cabo…qué es lo lindo, qué es lo feo? Personalmente creo que es una actitud del espíritu, una decisión interna consciente de otorgar belleza a lo que uno contempla. Pero más allá de las teorizaciones posibles nadie sale indemne de una ciudad que lo tiene todo. En Abu Dhabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, vas a encontrar un tesoro único con una riqueza histórica, cultural, estética que deleita hasta los corazones más exigentes.

Después de la muy esperada inauguración del Louvre Abu Dhabi diseñado por Jean Nouvel a fines de 2017, la capital busca mantenerse en la cresta de la ola de su ascenso a la fama como destino cultural con una serie de nuevas aperturas de salones de arte, hoteles e inversiones en sus sitios históricos.

La siempre soleada ciudad del golfo se ha posicionado como la contraparte cultural del destino de fiesta vecino –Dubai-, donde los deslumbrantes rascacielos parecen surgir a diario.

Si bien Abu Dhabi también tiene su parte de torres de ultra lujo, el enfoque actual de desarrollo se centra en museos y experiencias patrimoniales como la Isla Saadiyat, creación netamente humana, donde una lista destacada de los mejores arquitectos del mundo han diseñado estructuras fantásticas para albergar arte y artefactos de lujo.

Pero más allá de ver las vastas colecciones de tesoros de la nación, el viajero amante del diseño ahora puede tomar una ruta más sencilla hacia nuevos descubrimientos en las costumbres de las personas que alguna vez fueron nómades y que fundaron los siete emiratos.

Abu Dhabi está abrazando sus orígenes beduinos al tiempo que actualiza estas tradiciones como experiencias de lujo para el explorador moderno más exigente.

Aeropuerto de Abu Dhabi.


Las opciones de la ciudad.

En el corazón cultural de la ciudad, se encuentra el sitio patrimonial más antiguo y significativo de Abu Dhabi. Nacido en 1795, el fuerte Qasr Al Hosn es donde se estableció la ciudad, pero hasta este año no había sido de acceso público. Al abarcar el fuerte histórico, la Fundación Cultural, el edificio del Consejo Consultivo Nacional y la Casa de los Artesanos, el sitio es una primera parada para conocer más de cerca la historia de la ciudad y su exportación cultural más importante: Al Sadu, la tradición del tejido de los beduinos.

Los visitantes también pueden ver un espectáculo de artes visuales o escénicas en la Fundación Cultural, que también abrió una biblioteca para niños de tres pisos en septiembre pasado.

A pocas cuadras de distancia, cerca del Memorial del Fundador (dedicado al jeque Zayed bin Sultan Al Nahyan, el primer presidente de los EAU) del artista estadounidense Ralph Helmick, es uno de los nuevos destinos más suntuosos de la ciudad. Qasr Al Watan (que significa «Palacio de la Nación») abrió sus puertas en marzo dentro del complejo del palacio presidencial para dar una idea de la gobernanza de la nación. Decorado con candelabros de mármol y cristal de Turquía, el edificio palaciego explora la herencia y el diseño árabes a través de exhibiciones en habitaciones ornamentadas donde el jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan recibe visitantes internacionales, organiza cenas y majlis (asamblea del consejo). La biblioteca de investigación en el sitio está disponible para su estudio, y un paseo por los jardines propone a los turistas ideas espectaculares de jardines islámicos.

Si aún no has estado en el Louvre Abu Dhabi, este museo es una visita obligada, no solo por las fantásticas colecciones a la vista, sino también por la sensación dentro de su impresionante cúpula de estilo mashrabiya. Desde su debut hace dos años, el museo ha recibido 2 millones de visitantes de todo el mundo.

Aunque el resto de la isla Saadiyat está actualmente en construcción, los nuevos museos comenzarán a aparecer a lo largo de 2020, empezando por el Museo Nacional Zayed de Foster + Partners, cuya arquitectura con formas similares a plumas son en realidad un atrio de vidrio diseñado para simular las alas de un halcón en vuelo.

Dónde comer.

Los restaurantes de los hoteles en Abu Dhabi son destinos gastronómicos de primer nivel, donde los chefs preparan delicias típicas y comidas internacionales. La primera aventura del hotelero Ian Schrager en la región, el Oak Room, sirve uno de los mejores filetes de la ciudad (su principal competencia es Ray’s Grill, en la cima del centro de Jumeirah en el hotel Etihad Towers).Para mezclarse con los lugareños para un refrigerio nocturno, las áreas de compras adyacentes al puerto están colmadas de familias que disfrutan de las comidas típicas de la región.La ciudad ofrece opciones para todos los gustos.

Donde quedarse.

Una serie de nuevos hoteles en Abu Dhabi les brindan a los viajeros de lujo la posibilidad de elegir playa, desierto o ciudad. En Jumeirah, en la isla Saadiyat, será posible que te sumerjas en las aguas cristalinas del Golfo Pérsico en su playa privada o disfrute de un tratamiento de spa, que han inspirado su decoración relajante y un balcón con vista al golfo en la mayoría de las habitaciones. Este complejo ecológico se esfuerza por no tener plástico, mientras que la nueva Isla Rixos Saadiyat cercana es la primera experiencia all-inclusive de la ciudad.En el desierto, donde se ofrecen paseos en camello, travesías por las dunas y cetrería, Qasr Al Sarab es una opción mágica. En lo profundo del desierto de Rub’Al Khali, a unas dos horas en coche de la ciudad de Abu Dhabi, el complejo está rodeado de dunas y es el único hotel en esta área ecológicamente protegida.

Si querés conocer más sobre esta ciudad o planeas visitarla dentro de poco, te dejamos un acceso a su página oficial donde podrás descubrir todas las atracciones que ofrece esta joya geográfica: https://visitabudhabi.ae/int-en/default.aspx