8 de marzo de 2019. No es una fecha más del calendario. De todos los días especiales que se conmemoran, el 8M conserva un espíritu reflexivo muy especial y -por sobre todo- actual. Es el Día de la Mujer, una fecha que nos llama a reflexionar sobre el pasado y a observar el presente con actitud crítica.

VotoFemenino

Hagamos un poco de historia. El 8 de marzo de 1908, un suceso transcendental marcó la historia del trabajo y la lucha sindical en el mundo entero: 129 mujeres murieron en un incendio en la fábrica Cotton, de Nueva YorkEstados Unidos, luego de que se declararan en huelga con permanencia en su lugar de trabajo. El motivo: la búsqueda de una reducción de jornada laboral a 10 horas, un salario igual al que percibían los hombres que hacían las mismas actividades y las malas condiciones de trabajo que padecían. El dueño de la fábrica ordenó cerrar las puertas del edificio para que las mujeres desistieran y abandonaran el lugar. Sin embargo, el resultado fue la muerte de las obreras que se encontraban en el interior de la fábrica a causa del fuego que allí se originó.

5aec9dbf9a8f5

Ese mismo año, el 3 de mayo, se realizó un acto por el día de la mujer en Chicago, preámbulo para que el 28 de febrero de 1909, en Nueva York, se conmemorara por primera vez el “Día Nacional de la Mujer”.

Con este antecedente, un año después, en 1910, se desarrolló la segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, en la capital danesa, Copenhague. El tema central fue el sufragio universal para todas las mujeres, y por moción Clara Zetkin, líder del “levantamiento de las 20.000”, se proclamó oficialmente el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en homenaje a las mujeres caídas en la huelga de 1908.

Avanzando en el tiempo, en 1977, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó oficialmente el 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer. En 2011, se celebró el centenario de la celebración, con la premisa de Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer.

RETRO-MAI 1968-MANIFESTATION

Hoy, corriendo 2019, el 8 de marzo encuentra al género femenino enfrentando nuevas luchas. Aunque aún se mencionan temas como la igualdad salarial, el cupo femenino y el trato igualitario, la mujer de hoy enfrenta incontables luchas para reivindicar y empoderar el género. Con hashtags como #NiUnaMenos o #SomosIguales y el tan doloroso #DejenDeMatarnos convertidos en auténticos lemas, las mujeres de todo el mundo se unen para gritar con fuerza sus necesidades, sus deseos, sus anhelos tan ignorados y relegados para fortalecer al colectivo del género que no cesa su lucha.

Según datos del Instituto de Estadística de la UNESCO (IEU), menos del 30% de los investigadores del mundo son mujeres. Pero para realmente reducir la brecha de género, se debe ir más allá de los números difíciles e identificar los factores cualitativos que disuaden a las mujeres de seguir una carrera en ciencias, tecnología, ingeniería y matemática. En este marco, los datos relevados a nivel internacional muestran que si bien mejoró de un tiempo a esta parte la participación femenina en niveles de Gerencia y Jefatura/Supervisión, dos niveles jerárquicos en los que las mujeres crecieron sostenidamente desde 2012, el incremento en la participación femenina es escaso en altos niveles jerárquicos, es decir, a nivel de Dirección y Dirección General.

Business team working on the project

8 de marzo de 2019. La consigna planteada desde la ONU es: «Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio». Aquí en Argentina, el #Paro8M convocó una marcha a las 17hs desde el Congreso a Plaza de Mayo. Además, habrá movilizaciones en todo el país con eje en el reclamo contra las desigualdades de género, la violencia machista, la despenalización del aborto, el ajuste, la familia heteropatriarcal, el abuso y el confinamiento doméstico, entre otros puntos.