En el mundo del maquillaje, las cejas ocupan un espacio protagónico. Enmarcan el rostro y otorgan una mirada enigmática. . . o también pueden arruinarlo todo.

En Estados Unidos, casi 80 millones de mujeres usan el lápiz de cejas para modelarlas. Instagram, YouTube, Facebook, Pinterest. Las fuentes son inagotables, pero existe mucho ruido sobre cómo usar este tipo de herramientas transformadoras de manera correcta. En esta guía, algunos tips sobre cómo alcanzar mejores resultados a la hora de maquillar esa parte de tu rostro tan sutil e importante al mismo tiempo.

Cejas demasiado claras

45Las cejas son el marco para tu mirada y el rostro en general. Si son muy rubias o muy claras, teñirlas puede ser la mejor opción para lograr un aspecto favorecedor e impactante. La cosmetóloga Tamara Palumbo, cuyos clientes viajan regularmente desde Manhattan a su estudio boutique de Bedford, Nueva York, donde ofrece resultados personalizados según el tono de piel, el color del cabello y el rostro, asegura que los tintes orgánicos son la mejor alternativa para dar color a las cejas de forma natural. Recomienda a sus clientes unir el teñido con una sesión de modelado regular.

Si teñir tus cejas despierta ansiedad, se puede tener un efecto similar utilizando un gel para cejas que sea ligeramente más oscuro que el tono natural para hacer que los vellos individuales se vean más prominentes.

Espacios en blanco

«Rellenar las cejas puede ser difícil, especialmente cuando son delgadas», afirma la artista Kelley Baker, que tiene en sus manos prácticamente a todas las chicas de Hollywood, desde Zendaya hasta Kylie Jenner. Baker recomienda usar un lápiz de definición precisos para dibujar pelos pequeños a lo largo de las cejas, ya que son capaces de encajar exactamente donde se necesita ayuda adicional o mayor relleno visual.

1 (1)
Otra alternativa es el Microblading -que aquí en Mendoza comienza lentamente a difundirse- pudiendo hacer maravillas para aquellos que buscan una solución más duradera.

«Hecho con una pequeña cuchilla, el microblading crea trazos de cabello al hacer cortes superficiales en la piel y luego rellenarlos con pigmento», afirma Palumbo, quien subraya que investigar a un esteticista experimentado y capacitado con un buen ojo para la forma y el color es primordial. El servicio no es económico, pero sin duda ofrece mejores resultados con duración de hasta un año.

El arte del camuflaje

Existen cejas que son gruesas en los extremos interiores pero bruzcamente delgadas o desvanecidas hacia afuera. Esta distribución puede resultar un reto cuando se trata de un camuflaje o diseño exitoso. Para agregar longitud donde se requiera, resulta necesario usar un lápiz para dibujar la terminación restante de cada ceja. Un gel como el Brow Tattoo de Maybelline o Tarte Brow Mousse, también puede ser útil en este caso, ya que se adhieren firmemente a la piel y son resistentes al agua. Pero siempre hay que tener en mente que «¡menos es más!».

En este esquema, el tatuaje de cejas es un procedimiento que lleva años realizandose en Mendoza y constituye una alternativa por la que muchos hombres y mujeres optan y resulta sin duda, definitivo.

Cuidado diario con sueros y lociones fortificantes.

Para todo tipo de cejas, Palumbo recomienda la aplicación de aceites restauradores, como los elaborados a partir de aceite de semilla de uva, vitamina E y lavanda o muchos elaborados a partir del aceite de oliva. Muchas lociones y humectantes pueden aplicarse luego del microblading para ayudar en el proceso de curación o en cualquier momento durante el día o antes de acostarse para promover un crecimiento saludable. Firmas locales emplean en sus fórmulas productos como la jarilla, uva, oliva y todos sus derivados en la creación de productos de cosmética natural que son una atractiva opción para el cuidado diario.

No solo se trata de imagen. Después de todo, unas cejas atractivas realmente nunca pasan de moda.