Las grandes marcas y diseñadores mostraron sus colecciones en las pasarelas más importantes del mundo y si bien los desfiles se dan en una atmósfera de ostentación y glamour, los estilismos que proponen terminan en la calle y en nuestros armarios.

Es así que la moda femenina llega al 2018 con prendas de plástico transparente,  sacos con adornos recargados y pantalones de jean con botamangas grandes, mientras que para ellos las propuestas van desde micro bóxer hasta enteritos de mecánico.

Las transparencias ya han sido vistas no solo en las alfombras rojas internacionales, sino también en varias pasarelas locales. Este año, volverán de manera más familiar y en distintos materiales. En Dries Van Noten, las transparencias se observaron en vestidos de organza y hasta en sacos de vinilo, como los elaborador también por firmas como Fendi y Chanel. Las transparencias pueden ser una oportunidad de estilismo y a su vez un juego.

En cuanto a los materiales más resistentes, el denim  tiende a resurgir a medida que los días se hacen más largos -primavera-. Es el caso de las propuestas de Tom Ford, quien deleitó en la pasarela con un saco sastre de importantes hombreras combinadas con un corpiño y un pantalón boyfriend a juego, o la campera de enormes mangas inspirada en los míticos años ’80.

MaxMara con sus pantalones con interminables botamangas dobladas casi hasta la rodilla, o las camisas estilo western de Versace combinadas con faldas de encaje dorado, o los increíbles corset de Mugler con pantalones y faldas con grandes dobleces en la cintura son otros indicadores de tendencias claro.sobre denim.

Si se mueve, brilla o reluce mientras camina, entonces es la prenda indicada. Desde un vestido de Saint Laurent cubierto de plumas blancas de avestruz, pasando por abrigos ubiertos con lentejuelas y flores bordadas de Dries van Noten, hasta los vestidos con flecos en Celine y Balmain. Las texturas asumen formas variadas.

Los trench siguen a paso firme pero actualizados. La diseñadora de Alexander McQueen, Sarah Burton, deleitó con una versión delicadamente estampada con finos trazos de diferentes botánicos, mientras que Celine deleitó el ojo experto con una capa cuyo dobladillo unió la parte interior del cuello para crear una prenda casi de bandolero.

A principios de este año, el CEO de Gucci, Marco Bizzarri, anunció que la etiqueta de lujo no tendría pieles reales y se uniría a otros como Giorgio Armani, Calvin Klein, Vivienne Westwood y Stella. McCartney. La decisión de Gucci representa un paso monumental en la «moda ética», ya que los compradores dan cuenta de algunos de los desafíos más apremiantes del mundo: energía, residuos,  contaminación, derechos humanos y de los animales. Durante 2017, las ventas de «Moda Ética» en el Reino Unido aumentaron un 22%, según Triodos Bank and Ethical Consumer.

En cuanto a la moda masculina, este año llega con tendencias más marcadas que los anteriores y cortes y diseños más jugados que la ropa del sexto opuesto.

Los pantalones cortos vuelven a irrumpir en la escena de la moda masculina pero cambian el estilo safari  por el de los micro bóxers, como los que propuso Prada en color rojo furioso, en tanto, Louis Vuitton ofreció pantalones cortos de cuero negro de corte ajustado. Para suavizar el look, estos shorts se pueden combinar con piezas convencionales.

                          

Las siluetas se van agrandando con sacos  y pantalones holgados estructurados que ondean desde los hombros y desde las caderas, pensando al usuarios como si se hubiera encogido levemente.

Las sacos también son grandes y, en muchos casos, a juego con los pantalones, tal es el caso de Ermenegildo Zegna, que optó por el rosa, Kenzo que eligió el morado y los combinó con shorts, e  Y/ Project, que propone un corte exageradamente grande y bordado en plata.

Pocos temas dominaron las pasarelas de la moda masculina como la ropa de trabajo. En 2018, es el turno del traje de mecánico y de aviador: es decir, el mono o mameluco de trabajo. Prada puso sobre la pasarela un mono azul con cierre, Alexander McQueen propuso uno color crema estampado con palmeras y Missoni optó por un pijama.

                                    

Opciones urbanas, usables, delirantes, excéntricas o inspiradas en el pasado. Hay opciones para todos los gustos y animos. Pero como dijo una vez la actriz Lauren Hutton: “la moda es lo que te ofrecen cuatro veces año los diseñadores, el estilo es lo que elegís”.

Fuente: Telam