Si la industria del lujo fuera un estado, los cambios vividos estas últimas semanas en el corazón de varias de las firmas más relevantes del mundo serían el equivalente a una crisis de gobierno. El último episodio se ha escrito hoy mismo, cuando la firma Berluti ha confirmado el fichaje de Kris Van Assche como su nuevo director artístico. El rumor circulaba desde el pasado viernes, cuando la firma comunicaba la despedida de Haider Ackermann, hasta entonces director creativo de esta casa que, en el seno del grupo LVMH, lleva años cosechando buenas críticas y mejores resultados con una propuesta de lujo masculino clásico y sibarita.

«Siempre he querido crear vínculos entre el savoir-faire y el legado de una casa, y mi visión contemporánea y limpia. Antoine Arnault me habló de sus planes para Berluti y acepto con enorme placer este reto, que se adapta perfectamente a mi propia visión y voluntad», ha declarado Van Assche. A su vez, Antoine Arnault ha explicado que «conozco a Kris Van Assche desde hace años, siempre he admirado su trabajo en Dior Homme y estoy deseando trabajar con él».

El nombramiento de Kris Van Assche demuestra hoy que todo queda en casa; hasta el pasado 21 de marzo, el belga diseñaba las colecciones de Dior Homme, otra de las enseñas del grupo. Su estilo, enraizado en el clasicismo y dotado de una cierta rebeldía adolescente y deportiva muy en sintonía con los nuevos públicos de la moda masculina, marcará posiblemente un cambio de rumbo en esta casa parisina cuyos orígenes están asociados al calzado y los complementos de piel. Su primera colección para Berluti se presentará en enero de 2019, durante la semana de la moda masculina de París.

Adquirida por LVMH en 1993, Berluti permaneció en un plano discreto hasta 2012. Fue entonces cuando Antoine Arnault, hijo del consejero delegado del grupo y presidente de Loro Piana, tomó las riendas de esta firma que, en pleno boom del mercado masculino, ofrecía atractivos irresistibles: artesanía, historia y lujo. Desde entonces, dos directores creativos han precedido a Van Assche. Primero Alessandro Sartori (hoy director artístico de Ermenegildo Zegna) y desde septiembre de 2016 Haider Ackermann.

Con la llegada de Van Assche, la nueva configuración de las líneas masculinas de las firmas del grupo LVMH queda más clara. Así, Virgil Abloh en Louis Vuitton, Kim Jones en Dior Homme y Kris Van Assche en Berluti se unen a Clare Waight–Keller en Givenchy, Hedi Slimane en Céline (ha anunciado que incluirá colecciones de hombre). Silvia Venturini Fendi en Fendi, Jonathan Anderson en Loewe y Humberto Leon y Carol Lim en Kenzo. En la industria no circulan, de momento, rumores consistentes sobre nuevos nombramientos, pero nunca hay que infravalorar la capacidad de la moda para sorprender al público y a sus propios fieles.

 

Fuente: Icon